Invitado por la Escuela de Gobierno al Ciclo Presidenciables 2013 y ante la pregunta de rigor “¿Por qué quiere ser presidente?”, Andrés Velasco manifestó: “tengo la convicción total de que a Chile le hacen falta muchos cambios. Y que, con la política y los políticos que tenemos, esos cambios no se van a producir”.

En la misma línea, valoró el movimiento estudiantil y las diferentes manifestaciones que se han realizado en los últimos años ya que se necesitan “caras nuevas” en la política nacional.

“Los independientes hemos dicho ‘también podemos’, no para ir contra los partidos sino que para hacerles competencia. Porque, si no hay competencia, las instituciones se vuelven flojas”, aseguró, refiriéndose al carácter independiente de su campaña.

El invitado también habló sobre su experiencia al adentrarse en la política y su opinión de los gobiernos de la Concertación. “Me siento orgulloso del proceso de retorno a la democracia vivido en el país. No son muchas las naciones que logran sacar a un dictador con un lápiz y un papel”, dijo.

Al ser cuestionado sobre su insistencia en mantenerse como parte de la Concertación, a pesar de su carácter de independiente, y no buscar crear un nuevo grupo político, Velasco planteó que, si bien la Concertación no ha sabido llevar a cabo los procesos necesarios para los cambios que faltan, se debe reformar desde adentro. “Yo estoy de acuerdo en que, actualmente, la Concertación no entusiasma mucho. Pero, ante eso, hay dos opciones: o se deja totalmente de lado y se crea otro conglomerado político. O se hace lo que estoy haciendo yo, cambiarla desde adentro”, manifestó.

El presidenciable también se refirió a los controversiales dichos del senador Guido Girardi, quien ha señalado, en reiteradas ocasiones, que Velasco pertenece a la derecha. “Yo me siento de centro izquierda, lo tengo claro. Me doy cuenta cuando converso con gente de derecha y percibo que existen diferencia esenciales”, manifestó.

En relación a la controversia generada por la reciente encuesta Casen, Velasco planteó que se hizo mal uso de la información y que ya no es un problema puramente técnico. “Hay gente en Chile, partiendo por el Presidente de la República, que han actuado mal con respecto a este tema. A mi juicio, esto dejó de ser un problema técnico y pasó a ser un problema ético”.

Finalmente, el entrevistado reconoció la aprobación de la inscripción automática como el mayor logro de este gobierno. “Aunque, más que un logro del gobierno de turno, esta victoria, creo yo, pertenece a todos los chilenos”, aclaró.